¿A dónde emigran los jóvenes españoles en busca de trabajo?

02 de Ago de 2017
Destinos favoritos de los jóvenes españoles para buscar empleo

 

 

Muchos jóvenes españoles con talento se marchan fuera de nuestras fronteras para encontrar empleo. En Talento Aragón Joven tratamos de evitar la fuga de cerebros poniendo en contacto a universitarios prometedores con grandes empresas de la zona. Queremos poner nuestro granito de arena y lograr que aquellos que se marchen lo hagan por voluntad propia, y no porque sea el único remedio que les queda para poder comenzar o prosperar en su carrera laboral.

Sin embargo, que los jóvenes de nuestro país están emigrando es una realidad. Estos son algunos de los países que resultan más atractivos para nuestros jóvenes:

     1. Suiza

Un país tremendamente atractivo debido a los salarios, que son de los más altos de Europa, y a que muchas de las empresas multinacionales que se encuentran instaladas en él utilizan el inglés como idioma del día a día.

     2. Alemania

Uno de los países favoritos de los jóvenes españoles debido a la facilidad para encontrar un trabajo y a la cercanía con nuestro país. Se valoran mucho los jóvenes titulados, especialmente ingenieros y médicos.

     3. Reino Unido

Se trata de uno de los destinos más accesibles para los jóvenes españoles debido, por supuesto, al idioma. Tanto aquellos que lo dominan como los que quieren mejorar su inglés, tienen este país como uno de los primeros en su punto de mira. Demanda ingenieros, profesionales de marketing y comunicación, médicos y profesionales del sector financiero.

     4. Países nórdicos

Conocidos como una de las zonas con mayor calidad de vida, países como Noruega, Dinamarca o Finlandia resultan un destino perfecto para aquellos que buscan un equilibrio entre la vida laboral y la personal. Salarios elevados y buenos horarios, dos de los puntos clave para decantarse por estos países.

     5. Holanda

La tasa de empleo juvenil es baja, por lo que las posibilidades de encontrar un empleo en poco tiempo es realmente elevada. Además, el sueldo mínimo supera los 1.500 euros, más del doble que en España.