¿Cuáles son las claves de los mejores sistemas educativos del mundo?

13 de Ene de 2021
China, Singapur, Macao, Estonia, Finlandia o Canadá son algunos de los países que encabezan la lista de los mejores sistemas educativos del mundo según el informe PISA. Nuestra nación, España, se encuentra en la posición 24. Es evidente que una buena educación es fundamental, ya que sienta las bases de lo que será la sociedad del futuro. Los países mencionados son claramente distintos a nivel social, cultural y económico. Incluso cuentan con grandes diferencias en cuanto a su educación, siendo tremendamente férrea en el caso de los países asiáticos y más flexible en los nórdicos. Pero, ¿qué tienen en común? 
 
1. Profesores cualificados y con buenas condiciones laborales
En España los profesores están denostados, mal pagados y no tienen la consideración social que merecen. Por todo ello, muchas grandes mentes no se decantan por hacer carrera en el mundo educativo. En países como Singapur o Finlandia, solo acceden a la carrera de maestro aquellos con notas sobresalientes, y solo el 5 o 10% de los candidatos logra acceder a Magisterio. En muchos otros, no solo es difícil entrar, sino que además son evaluados a lo largo de su trayectoria profesional, por lo que deben seguir formándose día a día.
Este nivel de exigencia viene de la mano de un buen sueldo y un gran prestigio social, además de tener una gran autoridad en la escuela tanto ante los alumnos como para los padres.
 
2. Educación gratuita
Un país que apueste por la igualdad y la libertad tiene que tener una educación gratis y universal. En Irlanda, de hecho, no solo la educación obligatoria es gratuita, sino también la universitaria.
 
3. Aprendizaje dinámico y flexible
El orador unidireccional que escribe en su pizarra mientras los alumnos apuntan todo en su libreta está muy alejado de lo que debería ser la escuela. La educación debe estimular a los alumnos, hacer que tengan ganas de aprender. Bien es sabido que en Finlandia, por ejemplo, los niños no tienen exámenes ni tareas para realizar en casa, sin embargo, sus resultados son de los mejores del mundo. ¿Cómo es esto posible? Gracias al aprendizaje transversal y la capacidad de los profesores de lograr que los alumnos se involucren en proyectos temáticos y progresen por su propia curiosidad de saber y no por la presión de los resultados.
 
¿Qué podemos aprender de estos sistemas educativos? ¿Creéis que servirían en un país como España?