“Existía un gen integrador de pasarlo bien y colaborar”

16 de Oct de 2019
Atlas Copco becó a Eric Merina.
La empresa Atlas Copco, líder en el sector industrial desde 1873, otorgó no una, sino dos becas en la pasada edición de Talento Aragón Joven. Eric Medina, graduado en Ingeniería Industrial, fue uno de los afortunados. Este joven se muestra muy agradecido por la oportunidad brindada, con ilusión y mucha energía para vivir la aventura que dará comienzo a su prometedora trayectoria profesional.
 
¿Qué ha supuesto Talento para ti?
Considero que ha sido una gran oportunidad. Las circunstancias que se generan con los programas como Talento Aragón Joven no abundan en Zaragoza, lo que impide en gran medida un análisis real de los candidatos más allá de lo que se puede sacar de una simple entrevista de trabajo. 
 
Si tuvieras que elegir una sola cosa, ¿con qué te quedas?
Me quedo con toda la energía y los sueños de los 40 que fuimos elegidos para la fase final. Existía un gen integrador de pasarlo bien y colaborar, de dar lo mejor de nosotros; sin olvidar que teníamos que conseguir un objetivo. Según mis experiencias laborales y académicas, a muy poca gente se le refleja en los ojos la ilusión y los sueños con tanta sinceridad. Se me antoja un verso del poema ‘Efialtes’ de Jorge Luis Borges: “En el fondo del sueño están los sueños”.
 
¿Qué módulo de la formación te resultó más interesante?
El modulo de “Vivimos en Digital”, de Guillermo Pascual. Fue muy abierto en torno a la democratización digital y a cómo hemos ido mejorando como humanidad en función de las nuevas tecnologías. No se quedó en los aspectos más técnicos y clichés, sino que incitó un debate acerca de los temas éticos y la responsabilidad que conlleva vivir en lo digital; lo cual tornó la ponencia en un conversatorio interesante y enriquecedor.
 
¿Qué le dirías a los jóvenes de cara al IV Talento Aragón Joven?
Les recomendaría que se presentasen. Yo era algo escéptico, porque pensaba que sería solo un proceso más. Pero no. Talento es una inyección de energías y factores buenos para la vida personal y profesional.
 
¿Por qué crees que se decantaron por ti para darte la beca?
En  primer lugar, creo que por la sinceridad y humanidad que puedo transmitir, lo cual hace falta en el mundo de hoy en día, y no solo en la vida laboral y de empresa. Eso, adicionado a mis cualidades y experiencias académico-laborales que he tenido en los últimos años en distintas áreas y sectores.
 
¿Por qué comenzar tu carrera laboral en Atlas Copco?
Lo que más me atrae de formar parte de Atlas Copco es el sentido de unión y sinceridad que me transmitieron durante el encuentro que tuvimos. Dialogar con Rita y Chema me hizo darme cuenta de que si me elegían, estaría en el lugar indicado. Durante la entrevista, les pregunté qué les motivaba a despertarse de lunes a viernes para ir a trabajar. Aunque no se la esperaban la pregunta, respondieron con naturalidad y sinceridad: trabajar allí implica la oportunidad de mejorar y de que tus ideas sean escuchadas. 
Además, al ser Ingeniero Industrial, trabajar en Atlas Copco es una oportunidad de regresar mis raíces en el área de formación, volver a retomar esos años y conocimientos adquiridos para implementarlos en un área de investigación dentro de la empresa. Durante las prácticas, espero tener la oportunidad que se me ofreció durante las conversaciones internas con Atlas Copco de participar en el área de I+D y poder aplicar mis conocimientos en ‘Data Science’ para mejorar los procesos y productos internos de la empresa.