“Hoy en día es muy difícil para los jóvenes encontrar un entorno formativo de estas características”

15 de Nov de 2018

Disfrutar de una beca formativa en una de las principales industrias de la provincia de Huesca y en la segunda productora nacional de porcino constituye una oportunidad única para iniciarse en el mundo laboral. Se trata de una interesante experiencia que Pablo Jiménez, uno de los becados de la segunda edición de Talento Aragón Joven, iniciativa pionera en la Comunidad y organizada por Heraldo de Aragón y ESIC, podrá vivir en primera persona.

 

¿Qué ha supuesto Talento Aragón Joven para ti?

Una gran oportunidad, sin duda. No solo por la posibilidad de conseguir una beca de formación con una empresa líder, sino también por permitirme vivir la experiencia de aprender junto a compañeros excelentes, formadores expertos y las propias empresas.

¿Cómo fue la experiencia de convivir durante tres días con tus compañeros y al mismo tiempo oponentes?

Fue muy enriquecedora. El ambiente de competición de los primeros momentos pronto se mezcló con el compañerismo y la sensación de equipo.

¿Qué aspecto destacarías como el mejor de la iniciativa?

Tener la posibilidad de conocerse a uno mismo y a los demás para sacar nuestra mejor versión.

¿Y el peor?

No tener más momentos de relax, pues las jornadas de formación fueron tan interesantes como intensas.

¿Qué módulo te pareció el más interesante? ¿Resaltarías alguna de las dinámicas en grupo?

Me resultó muy interesante el módulo de ‘Comunicación eficiente para el éxito profesional’. Creo que es increíble lo que se puede llegar a conseguir con un buen discurso y un lenguaje corporal apropiado. De las dinámicas de grupo recuerdo con mucho cariño una en la que tuvimos que construir un robot de lego entre todos, fue algo muy divertido y gracias a ello pudimos aprender cuáles eran nuestras principales debilidades y fortalezas a la hora de trabajar en equipo.

¿Por qué crees que se decantaron por ti para darte la beca?

Porque considero que he sabido transmitir a la empresa mi ilusión, mi actitud proactiva y mi preocupación por el bienestar tanto del animal como de los consumidores.

¿Qué esperas de las prácticas?

Espero aprender mucho sobre el papel del veterinario en una empresa agroalimentaria de alto nivel, especialmente en el apartado de prevención y control de enfermedades.

¿Recomendarías este proyecto a otros jóvenes?

Absolutamente. Existe un antes y un después en Talento Aragón Joven. Creo que es un inicio inmejorable para introducirse en el mundo empresarial.

¿Repetirías la experiencia?

Por supuesto que la repetiría. Hoy en día es muy difícil para los jóvenes tener la oportunidad de encontrar un entorno formativo de estas características, que además te permita incorporarte a una gran empresa.

¿Qué es lo que más te atrae de trabajar en Piensos Costa?

Lo que más me gusta de Piensos Costa es que es una compañía aragonesa con una amplia experiencia pero a que cuenta a la vez con una proyección enorme, factores que hacen que sienta que puedo comenzar mi carrera como veterinario junto a profesionales muy bien preparados.