“Los recién egresados tienen la oportunidad de contactar con las mejores empresas de Aragón”

22 de mayo de 2020

El objetivo que impulsó el programa Talento Aragón Joven hace cuatro años sigue vigente: que los recién titulados aragoneses puedan formar parte de la estructura empresarial de la Comunidad. Así lo explica Antonio Sango, director de ESIC y uno de los responsables de la iniciativa, que explica que el mercado laboral de Aragón no ha sido capaz de absorber determinados perfiles que se han visto obligados a buscar oportunidades fuera de su entorno más próximo: “Esta situación se sigue manteniendo, con los actuales porcentajes de desempleo que tenemos en los recién titulados”, concluye Sango.

Cada año aumenta el número de candidatos que se inscriben al programa, al igual que el número de empresas colaboradoras, de modo que el director de la escuela de negocios no duda en afirmar que se han cumplido sobradamente las expectativas iniciales. “Se consolida un proyecto en el que unimos empresa y universidad, en el que los recién egresados, y estudiantes de máster tienen la oportunidad de conocer y contactar con los responsables de RRHH y directores de las mejores empresas de Aragón -Y añade- Y para las empresas, el proyecto también les da mayor visibilidad y les refuerza su Employer Branding y su apuesta por el talento de los jóvenes aragoneses”.

La clave del éxito de la iniciativa reside, según Sango, en “la combinación perfecta entre un proceso de selección donde se hace una evaluación muy completa de los candidatos y el programa formativo en convivencia que reciben”. El director de ESIC explica que en ambos procesos, se ponen en valor las capacidades y competencias de los candidatos necesarias para su incorporación al mundo laboral, más allá de sus conocimientos. Con este propósito, las empresas también participan en la fase de formación con el fomento de habilidades y actitudes cruciales para el buen desempeño de funciones en una compañía.

El papel de las empresas que colaboran en la iniciativa es crucial, pues como apunta Sango “sin ellas, el proyecto no existiría”. El responsable de la escuela de negocios insiste en que “el objetivo final del proyecto es dar una oportunidad laboral a los candidatos”, por tanto, “el programa culmina con la incorporación de uno de los candidatos a cada una de las empresas colaboradoras”.

Todavía se está a tiempo de inscribirse en la edición de este año. ¡Es una oportunidad única!