10 trucos para cuidar el planeta

18 de Nov de 2019
Utiliza la bicicleta para ir al trabajo.
El cambio climático, los fuertes niveles de contaminación, la acumulación de basura en los mares…; la preocupación por el medioambiente es cada vez mayor, y es que, como claman los defensores de esta causa, no tenemos planeta B. Todos debemos ayudar a frenar las devastadoras consecuencias del camino que la humanidad ha tomado y tratar de revertir el daño causado o, al menos, no provocar más. No pienses que una sola acción no sirve para nada, cada gesto cuenta. Por supuesto, os invitamos a todos a reciclar en casa y en el trabajo. Pero además, os dejamos algunos trucos extra:
 
1. Desconecta los aparatos eléctricos
Además de utilizar luces de bajo consumo, es muy importante desconectar los aparatos eléctricos cuando no los estemos usando. No basta con dejar la tele en ‘standby’, suspender el ordenador o quitar el móvil y dejar el cargador colgando del enchufe; todo eso sigue consumiendo electricidad. Hay que apagar bien los aparatos y desconectar los enchufes o utilizar una de esas regletas con interruptor de corriente.
 
2. Instala un grifo de purificación de agua
En lugar de comprar agua embotellada, se puede optar por instalar un filtro de ósmosis inversa, que te permitirá beber agua del grifo purificada. De esta manera, podrás comprar una botella de cristal y rellenarla.
 
3. Bolsas de tela
Evita pedir bolsas de plástico cuando vayas a comprar. Ahora venden alternativas de tela que se hacen compactas y que son muy cómodas de llevar en el bolso. En general, es buena idea comprar productos reutilizables, como servilletas de tela o botellas de cristal.
 
4. Un sol para tu ‘smartphone’
Cambia tu cargador de móvil por uno solar y aprovecha el espléndido sol que tenemos en España para ser un poco más verde.
 
5. Gel y champú en pastilla
Existen productos de higiene personal biodegradables y sin envases de plástico, que reducen el impacto ambiental. Sí, ¡vuelven las pastillas de jabón de nuestras abuelas!
 
6. ¡Al rico vinagre!
Cambia los detergentes industriales por otros más naturales como el vinagre, un buen desinfectante que ayuda a quitar las grasas, limpia el vidrio, remueve los depósitos de calcio, elimina manchas… ¡Una maravilla!
 
7. Pedalea
Si vas a ir por la ciudad, evita el uso del coche. Ir andando o en bicicleta al trabajo es una opción ideal para comenzar el día con energía y mantenerte en forma.
 
8. Apoya el comercio local
Apostar por productos locales  reduce notablemente el consumo de combustibles empleados para su transporte.
 
9. Dúchate en 5 minutos
No dejes correr el agua eternamente mientras te duchas. Apaga el grifo mientras te enjabonas y aclárate rápido. Reto: en 5 minutos, ¡fuera! 
 
10. ¡No te vuelvas loco con la calefacción y el aire acondicionado!
No hace falta ir en manga corta por casa en invierno ni tener que ponerte una chaqueta en verano porque no sepas (o no quieras) usar el termostato. En los meses de más frío una buena manta y una bata amorosa puede ser la mejor opción. En verano, mete una botella de spray con agua en la nevera y verás cómo te refresca.