7 libros para amantes de los viajes

30 de Ene de 2020
Viajar te cambia la mente y el alma.
Memorias de viajes, guías turísticas con un toque especial, novelas de ficción…; libros de viajes con enfoques muy distintos que te harán amar el mundo y te invitarán a vivir tu propia aventura y a ver el mundo de una manera diferente. 
 
‘Turismo dark’, de Miriam del Río 
¿Sabías que en Escocia hay un puente que hace que los perros se lancen al vacío? ¿Y que en Chernóbil todas las edificaciones se han detenido en el tiempo pero la vegetación ha proliferado de una manera asombrosa? ¿O que en el Océano Índico hay una isla a la que nadie se acerca porque sus habitantes asesinan a todo el que intenta entrar? En ‘Turismo dark’, Miriam del Río nos ofrece adentrarnos en los rincones más oscuros y misteriosos de nuestro planeta. Bosques, cementerios, hospitales, ciudades…; un viaje a lugares donde la tragedia y la muerte se palpan a cada paso. 
 
‘Las mejores rutas del mundo para hacer trekking’, de Lonely Planet
Una preciosa guía de viajes con 50 rutas senderistas por 30 países distintos que te harán disfrutar del mundo. Un safari a pie por Zambia, el camino del Inca en Perú, la ruta Licia de Turquía, el trekking de la W en las Torres del Paine de Chile, recorrer las montañas Simen de Etiopía, andar por la Muralla China o atreverte con la GR20 de Córcega son solo algunas de las propuestas que te ofrece este libro. Estas rutas, marcadas con diversos niveles de dificultad y tiempo, te darán un montón de ideas para tu próximo viaje. 
 
 
‘La librería ambulante’, de Christopher Morley 
Cambiando de tercio, y entrando en el mundo de la ficción, encontramos la historia de Helen McGill, una mujer cansada de su monótona vida que decide comprar una librería ambulante y viajar por el mundo con sus sueños a cuestas. Un su aventura conocerá a personajes estrambóticos, vivirá divertidas peripecias y aprenderá grandes enseñanzas que le cambiarán la vida.
 
‘Todo al 69’, de Carme Corretgé y Xavier Molins
Este libro se centra especialmente en aquello que no se suele contar, en esos momentos difíciles que la gente suele guardarse para sí por miedo a que los demás piensen que han vivido una mala experiencia. Esta pareja cuenta cómo fue su tercera vuelta al mundo en un mundo en crisis económica y de valores. A lo largo de sus páginas pretenden mostrar esos días en los que no siempre sucede lo que está previsto, en los que la mejor elección quizá no sea una opción, en los que se cometen errores y suceden contratiempos. ¿Para qué? Para aprender que aunque no siempre tenemos el control de la situación, podemos elegir cómo afrontarla, cómo vivirla y ser feliz incluso en la adversidad. 
 
‘Sin billete de vuelta’, de Pablo Olondriz
La historia real de un hombre que decidió dejar su rutinaria vida para emprender un viaje de ocho meses a través de países como Malasia, Tailandia u Omán, entre otros. Abierto a cualquier aventura, Pablo trabajó en una isla paradisíaca, pasó 10 días meditando en un templo budista y condujo quads por el desierto. Un libro para reflexionar sobre cómo aprovechar lo que nos da la vida sin miedos ni excusas. 
 
 
‘Llévame de viaje’, de Juan Ramón Virumbrales
Esta historia cuenta la aventura en bicicleta de Juan y Valeria por las junglas y volcanes de Indonesia. Una novela que trata sobre la libertad, la gestión de las emociones, las maldades del ego, la naturaleza, el concepto del éxito, la felicidad plena, la meditación… En definitiva, un libro que te muestra cómo otra vida es posible.
 
‘Caminos invisibles’, de Laura Lazzarino y Juan Pablo Villarino 
Este libro es mucho más que las memorias del viaje de 18 meses por América Latina que hicieron Laura y Juan. Es un recorrido por esas rutas y pueblos que no aparecen en los mapas. En sus páginas nos cuentan cómo llegaron a una comunidad shuar del Amazonas ecuatoriano, donde la gente hacía reverencias a las cascadas y tomaba ayahuasca sagrada; cómo vivieron descalzos durante tres meses en las playas venezolanas, o cómo acamparon en pleno corazón de Bolivia. Un ejemplo de cómo Tokien tenía razón al decir que “no todos los que vagan estan perdidos”.