Así son los equipos de alto rendimiento

08 de Ago de 2018
Una buena comunicación es esencial para hacer equipo.

Poseer amplias habilidades de trabajo en equipo es uno de los requisitos fundamentales que las empresas buscan en sus candidatos. Desarrollar ciertas capacidades interpersonales resulta imprescindible para trabajar cómodamente con otros compañeros y lograr los objetivos marcados. La falta de comunicación o una mala relación entre empleados pueden resultar factores devastadores para el éxito de una compañía.

El ideal de las empresas es crear equipos de alto rendimiento, formados por personas que trabajen conjuntamente para lograr los máximos resultados en un tiempo récord. A continuación os mostramos los elementos que caracterizan a estos grupos:

  1. Planificación y organización

Tanto el objetivo final como las metas a corto plazo deben estar en conocimiento de todo el equipo y deben ser extremadamente claras. Si alguno de los trabajadores no conoce o no entiende la dirección a seguir, el fracaso estará asegurado.

Asimismo, los roles y las tareas que debe desempeñar cada miembro del equipo deben estar fijados al detalle y perfectamente coordinados. De esta manera evitaremos solapamientos y lagunas.

No obstante, no serán datos escritos en piedra, sino que se deberá mantener cierta flexibilidad y capacidad de adaptación a las circunstancias.

  1. Líder aceptado por todos

Un buen capitán que sepa llevar el timón de su barco es imprescindible en cualquier equipo. Debe ser una persona con dotes especiales, positiva, con capacidad para transmitir motivación al grupo, respetado por todos y que sepa delegar. Será el responsable final, el que tenga que tomar la última decisión, el encargado de coordinar los esfuerzos para que todo resulte. El líder no puede ser impuesto, sino que tiene que ser aceptado por el resto del grupo.

  1. Comunicación

    Una buena comunicación interna es esencial para lograr el éxito. En muchos trabajos se tiende a descuidarla, lo que lleva a una descoordinación total del equipo y a un desconocimiento del desarrollo del proyecto. Reunirse y contar lo que se ha conseguido, los problemas existentes, las novedades y lo que falta por hacer debería ser una rutina instaurada en cualquier lugar.
     

  2. Buena relación entre los miembros del equipo

Los componentes del equipo deben tener una relación cordial. No quiere decir que sean amigos o que salgan después del trabajo, sino que a nivel laboral haya cierta complicidad. El respeto y la confianza entre ellos debe ser una máxima inviolable. Un buen equipo colaborará, escuchará al resto y será totalmente sincero.

  1. Capacidad crítica

En un equipo de alto rendimiento todos sus miembros son sumamente valiosos. Aunque cada uno tenga un rol y unas tareas asignadas, todos ellos poseerán capacidad crítica, analítica y resolutiva.

  1. Compromiso y motivación

    El equipo debe estar motivado con el proyecto, con ganas de trabajar en él y de lograr los objetivos marcados. Para ello el ambiente y las condiciones laborales deben ser buenas. La persona tiene que estar contenta en su puesto, sabiendo que se le valora y que su labor es importante y emocionante.
     

  2. Reconocimiento compartido

Una de las mejores formas de crear comunidad es compartir tanto los fracasos como los éxitos. Aunque sea una persona concreta la que ponga la última piedra, todo lo que se ha hecho es gracias al grupo en su conjunto. Del mismo modo, los grandes errores también son cosa de todos.

Talento Aragón Joven dedicará una sesión a los equipos de alto rendimiento en las jornadas de formación que se celebrarán en septiembre.