Grupo Sesé, pasión por la logística

02 de Jul de 2018
Grupo Sesé, pasión por la logística

Más de 50 años de historia avalan la exitosa trayectoria de Grupo Sesé, un operador logístico integral que desarrolla actividades diversas, tales como el transporte, la logística, los montajes y ensamblajes o los servicios industriales de valor añadido, entre otros.

Todo comenzó allá por el año 1965, cuando Alfonso Sesé Tena funda Transportes Sesé, una empresa dedicada a la compraventa y transporte de productos agrícolas. Esta fue la primera semilla que haría germinar la gran compañía que conocemos hoy en día. Habría que esperar 30 años para que los hijos del fundador, Ana y Alfonso, se hicieran cargo de la empresa, comenzando entonces un importante proceso de expansión y abriendo la nueva división de logística. No sería hasta 2004, cuando las diversas sociedades y actividades de la organización se englobarían bajo el nombre de Grupo Sesé. Poco a poco, se fueron ampliando las líneas de negocio y abriendo delegaciones en otros países.

Actualmente cuentan con más de 8.000 empleados y están presentes en 14 países de todo el mundo, tales como Alemania, Reino Unido, Francia, Rumanía, Estados Unidos, Brasil o Argelia.

Según afirma la compañía, la cultura de Grupo Sesé se asienta sobre los pilares de la pasión, el esfuerzo y la exigencia. Buscan la excelencia y la satisfacción del cliente a través de una línea de trabajo basada en la innovación, la ética y el trabajo en equipo. Otorgan un valor incalculable a su capital humano, incorporando entre sus filas a aquellas personas que, además de unos conocimientos teóricos asentados, cuenten con un gran espíritu de superación, sientan pasión por su trabajo y compartan los valores que les permitan desarrollar un  fuerte sentimiento de vinculación con la compañía.

El año pasado, Grupo Sesé participó en la primera edición de Talento Aragón Joven con resultados tan satisfactorios que han decidido repetir la experiencia. La jefa de Desarrollo y Desempeño, Rosa Esteban, afirma que se trata de “un método muy innovador, porque los candidatos han de demostrar implicación y sus capacidades de trabajar en equipo y tomar decisiones”, algo que aseguran que es complicado de observar en un en un proceso de selección tradicional. Esta vez se centrarán especialmente en aquellos perfiles de ingeniería técnica y superior, valorando especialmente el dominio de lenguas como el inglés, el alemán y el francés.