Ibercaja, excelencia financiera

11 de Jun de 2018
Ibercaja en Zaragoza

Con más de 140 años de historia, el octavo grupo bancario español ofrece servicios financieros a instituciones y particulares de todo el país. Bajo los valores de cercanía, profesionalidad, compromiso y excelencia, pretenden gestionar las finanzas de sus clientes, ayudándoles a lograr sus propios objetivos y adelantándose a sus necesidades.

Para conocer cómo fueron sus primeros pasos, debemos remontarnos a 1873, año en el que la Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País funda la caja. Habría que esperar hasta 1934 para toparnos con el primer plan de expansión, que incluía un total de 368 oficinas en Aragón, La Rioja y Guadalajara. Años después, en 1978, se expandieron por Madrid y la franja del Mediterráneo, y en 2001 comenzó la expansión para alcanzar dimensión nacional. Actualmente cuenta con 1.200 oficinas, 5.500 trabajadores en toda España y ostenta el liderazgo en el mercado financiero de siete provincias: Zaragoza, Huesca, Teruel, La Rioja, Guadalajara, Burgos y Badajoz.

Ibercaja asegura que gran parte de su éxito se debe a su propuesta de valor, que se centra en tres ejes fundamentales: la personalización, la utilidad y el compromiso mutuo. Otro de sus grandes pilares es el equipo humano, centrado en el talento individual y la capacidad de trabajo en equipo para generar un ambiente colaborativo y de alto rendimiento que lleve a soluciones eficientes e ideas innovadoras.   

Según el jefe de Liderazgo de Ibercaja Banco, Francisco Segura, los programas de prácticas son fundamentales para la entidad. “En Ibercaja, más del 50% del actual comité de dirección, incluido el consejero delegado, accedió a la entidad mediante un plan de becas”, asegura.

Tras los satisfactorios resultados de la pasada edición, este año vuelven a colaborar con Talento Aragón Joven en busca de perfiles transformadores y de carácter técnico, aunque no descartan otras opciones. “Lo más importante es que tengan vocación para el trabajo en equipo, capacidad de innovación y orientación a resultados”, concluye Francisco.