Pon un empleado motivado en tu empresa

11 de mayo de 2020
La motivación es la fuerza que impulsa a las personas a poner toda su energía en hacer algo para lograr un objetivo. Es una fuerza poderosa que actúa tanto a nivel personal como profesional. En esta ocasión, nos centraremos en la motivación dentro del ámbito empresarial.
 
Para las empresas, contar con un equipo motivado es una de las claves del éxito. No solo aumentan su productividad, sino que se sentirán más implicados con la compañía, tendrán una actitud más positiva, mejorará la comunicación entre departamentos y se proyectará una mejor imagen de la marca. 
 
El trabajo ocupa una gran parte de nuestra vida, por lo que en muchas ocasiones la oficina se convierte en nuestra segunda casa. En muchas ocasiones, la gente comienza sus primeros años de carrera laboral con mucha energía, pero la rutina y algunas malas experiencias pueden ir, con el paso del tiempo, haciendo caer esa fuerza. Ante esta situación, revivir la motivación de ese trabajador es fundamental, tanto para él como para la compañía.
 
En 1943, el  psicólogo estadounidense Abraham Maslow desarrolló una teoría de la motivación humana, más conocida como ‘La pirámide de Maslow’, que muestra cómo a medida que las personas vamos alcanzando la satisfacción de ciertas necesidades básicas, experimentamos deseos más elevados. 
 
Aplicando esta teoría a la vida laboral podemos decir que en la base de la pirámide encontraríamos la necesidad de encontrar un puesto de trabajo para recibir una remuneración. Un peldaño por encima estarían la necesidad de obtener más estabilidad y seguridad, consiguiendo, por ejemplo, un trabajo fijo. Una vez alcanzadas, el trabajador querrá encontrarse a gusto con sus compañeros. Acercándonos al final, se encuentran las necesidades de reconocimiento del trabajo bien hecho. Por último, en la cúspide, estarían las relativas a la autorrealización, que permitirán al empleado desarrollar un sentimiento fuerte de conexión con la empresa. Aquí podemos encontrar tanto la necesidad de ascender como la realizar proyectos que estimulen sus capacidades, entre otros.
 
Para mantener a un equipo motivado, deberemos tener en cuenta todo esto y tratar de cubrir las necesidades de cada uno. Muchos líderes no se dan cuenta de la desmotivación de sus empleados hasta que es demasiado tarde y el talento se les escapa entre las manos.
 
Hay muchas herramientas que pueden servirnos para motivar a nuestro equipo. Un salario digno, un buen horario, facilidades para conciliar la vida profesional y personal, darle tareas acordes con sus capacidades, hacer que se sientan valorados, escucharles y que sientan que tienen una proyección de futuro en la empresa son algunos ejemplos.
 
Este año, una de las grandes novedades es la incorporación de Jorge Torres al proyecto, que dará una charla sobre la motivación empresarial bajo el título “El arte de hacer que las cosas sucedan”. ¿Te ha interesado el tema? ¿Quieres saber cuál es la fórmula del éxito? ¡Apúntate a Talento Aragón Joven!