Un ascensor hacia el éxito

24 de Sep de 2018
El ascensor hacia el éxito

Nuestros jóvenes talentos están completamente enfrascados en sus trabajos finales, que deberán presentar en las instalaciones de ESIC el próximo jueves 27 de septiembre. A través de la metodología del ‘Elevator Pitch’, estudiada durante las jornadas de formación de Talento Aragón Joven, los aspirantes elaborarán un breve e impactante discurso sobre sí mismos.

Si coincidieras con un gran inversor o el jefe de la empresa de tus sueños en el ascensor, ¿qué le dirías? En eso se basa precisamente este concepto. Un ‘Elevator Pitch’ es una síntesis sobre tu idea de negocio o, en este caso, sobre tu marca personal. Su complejidad radica en que, en menos de un minuto, tienes que despertar el interés de tu interlocutor, convencerlo de que tus palabras merecen una reunión más larga y pausada. Aquí os dejamos las claves para lograr el éxito:

1. Rompe el hielo

Dicen que en el cine tienes que enganchar a los espectadores en los primeros 10 o 15 minutos de película si no quieres perderlos definitivamente. En un discurso de un minuto, estos tiempos se condensan, por lo que los primeros 15 segundos se convierten en una parte esencial. No titubees, no muestres indecisión, no pidas disculpas ni te vayas por las ramas. Lo primero que salga por tu boca debe impactar a la persona que viaja contigo en ese ascensor. Una pregunta que llame su atención o un dato sobre ti que te diferencie del resto puede ayudarte a comenzar con buen pie.

2. Discurso concreto y cautivador

Céntrate en lo importante: por qué tú. Decir que eres muy trabajador, creativo y responsable no servirá de nada. Los grandes inversores y los responsables de Recursos Humanos están cansados de oír las mismas palabras de la boca de cientos y cientos de candidatos. Busca lo que te hace diferente y ,si puede ser, muéstralo en lugar de contarlo. Evidentemente, esto irá muy ligado a cada caso particular, al tipo de trabajo que estés buscando o al proyecto que quieras vender.

3.Atiende a tu lenguaje verbal y no verbal

Adapta tu discurso al interlocutor al que te dirijas. Ten cuidado con tus palabras, tus gestos, tu voz, tu vestimenta… No hay una respuesta correcta y única en todos estos temas, depende nuevamente de cada caso particular. La presentación y aspecto de un recién licenciado en derecho que quiera entrar a un prestigioso bufete de abogados, por ejemplo, será completamente diferente a la de un joven pintor que quiera conseguir una beca en una escuela de arte moderno.

3. Ensaya, ensaya y ensaya

Repetir el discurso en tu cabeza no es suficiente. Ensaya en voz alta, ante público, mide tus tiempos, tu entonación… Repite una y otra vez el guión que has creado hasta que suenes natural a pesar de haber pensado minuciosamente cada palabra y cada gesto.

4. Feedback

Coge a alguna persona de confianza, que entienda del tema y que te vaya a decir la verdad sin miedo. Te ayudará a pulir tu discurso y conseguir la perfección.

5. Un buen final

Entrégale tu tarjeta e invítalo a llamarte si le ha interesado la propuesta y quiere seguir la conversación en otro lugar.

Desde Talento queremos animar a los 40 finalistas de esta edición y desearles lo mejor. Solo 10 de ellos conseguirán una beca para trabajar en las empresas participantes: DKV, Hiberus, Taim Weser, Ambar, Pikolin, Piensos Costa, Ibercaja, HMY, Grupo Sesé y Ariño Duglass

¡Llega la recta final!